Hábitos que te dan dinero
con Juan Marín Pozo


¡Aprovecha el precio por tiempo limitado durante el Congreso y adquiere tu ENTRADA VITALICIA!

Más de 100 Masterclass incluidas las del Congreso + Audios + 12 Bonus exclusivos

APRENDE SIN LIMITES: Acceso ilimitado a Masterclass de Marketing y Ventas, Finanzas Personales y Empresariales, Salud y Productividad Y Modelos de Negocio.

👉 Entra aquí y conoce la Entrada Vitalicia👈

En esta sesión se va a analizar el tema: “Hábitos que te dan dinero” en donde podemos revisar diferentes perspectivas de cómo crear un hábito con las finanzas, que beneficio tendríamos al realizarlas, entre otros. 

¿En que pueden ayudarte los hábitos en las finanzas?

Los hábitos en las finanzas pueden ayudarte a tener resultados diferentes a los que tienes ahora, es fundamental no confundir las buenas prácticas con los hábitos, es decir las buenas prácticas las podemos poner en marcha con solo conocerlas pero los hábitos son aquellos que nos llevará a mantener las buenas prácticas. 

Por ejemplo: se puede poner en marcha la buena práctica de ahorrar el 10% de lo que ganas y se guarda esa cantidad acordada, pero si no lo conviertes en un hábito no podrás mantenerlo hasta final la práctica y será el último dinero que ahorres.

Para muchos, lograr la seguridad financiera personal requiere de hacer cambios en sus hábitos y de adoptar una mentalidad a largo plazo. Esto puede parecer un reto y que al principio se vea que será imposible, pero el resultado final vale la pena. Tomando el control total de la forma en la que utilizas tu dinero puedes hacer crecer tus finanzas personales mientras aumentas las posibilidades de realizar nuevas inversiones a futuro creando poco a poco tu libertad financiera.

La ventaja que para los hábitos financieros se puede contar con la tecnología de una manera eficaz, ya sea alarmas, recordatorios, apps de ahorro entre otras.

Además al momento de aprender las buenas prácticas se basa más en adquirir el conocimiento teóricamente pero a la hora que se convierte en una práctica habitual allí en ese punto se está creando un hábito que se va a mantener constante al momento de ejecutarlo.

Hay que tener en cuenta que para que una persona se sienta motivada es importante tener objetivos financieros que lo impulsen a realizarlo, es decir Al momento de realizar una lista de objetivos financieros y revisarlos constantemente te dará un enfoque mucho más claro de las acciones que necesitas realizar para mejorar tus ingresos personales y evitar las deudas innecesarias, además si no se toma en cuenta los consejos para poder realizar una inversión adecuada poder terminar en un mal negocio y endeudándose.

Ejemplos de hábitos financieros:

Un ejemplo un hábito sería tener un presupuesto eso sería una buena costumbre y tener el hábito de revisar y analizar regularmente, con la ayuda de un presupuesto lo que se va a adquirir conciencia en que se gasta el dinero, el tener un presupuesto es decirle a tu dinero a donde tiene que ir en lugar de preguntarse a dónde se ha ido, una vez realizado el presupuesto se lo puede dividir en diversas partidas como en cuentas, pólizas, entre otros. 

Otro buen hábito sería pagar los impuestos, porque le quita a la persona el mal hábito de ser irresponsable y desorganizado al momento de llevar las cuentas sino que motiva a llevar un orden en general para que el resultado sea óptimo.

Tenemos como un hábito importante el ahorrar, es decir poder compensarnos a nosotros mismo, es decir decidir ahorrar desde un principio un porcentaje en particular donde cada mes se va a separar ese valor para guardarlo mientras que solo se contara con el dinero restante para otros gastos o necesidades, por eso debemos poner una cantidad razonable en la cual podamos ahorrar e ir progresivamente aumentando la cantidad si es que nuestra capacidad de ingreso nos lo permite. 

Como otro hábito es evitar a toda costa las deudas a menos que sea una deuda que beneficio en un periodo estimado, es necesario huir de una deuda porque al momento que perdemos el control de nuestro dinero nos perdemos en cómo gestionar nuestras finanzas y más termina siendo lo que pagamos en comparación a lo que ganamos.

Otro hábito que va a beneficiar a cualquier persona que desee prosperar es invertir, una vez que se haya eliminado las deuda y se haya superado cada una de las fase, lo que se tiene que hacer es empezar a invertir con la idea de que un día tu dinero pueda trabajar para ti llegando a la libertad financiera para tener el tiempo de disfrutarlo, por eso es fundamental invertir, porque al momento de dejar el dinero parado ya sea en tu casa, en el banco o en una cooperativa se sabe que el dinero no está trabajando para ti sino para una tercera persona, en lo cual no te genera ningún beneficio ni ingreso.

¿Por dónde se podría empezar?

Se debería comenzar desde el principio en conocer nuestro estado financiero, para saber cómo estamos económicamente, cuál es el valor total de nuestras deudas y lo más importante es saber el tiempo o plazo que nos fijamos para salir de esa deuda que venimos arrastrando. Por eso conocer en qué fase estamos nos va ayudar a conocer cómo ha ido evolucionado nuestro progreso acorde a las finanzas, como guía tenemos las fases en donde podemos ubicarnos para ver si estamos en buen camino o nos hemos quedado estancado, que son: la fase economizador, la fase ahorrador y la fase inversor, es necesario saber que hay un orden en cada una de las fases para poder realizarlas, en donde no podemos realizar la fase inversos en cuanto no sabemos cómo se ejecuta la fase ahorrador.

En la primera fase de economizador es donde deberíamos adquirir esas buenas costumbres en donde poco a poco se irán convirtiendo en hábitos para ir aprendiendo a ser más organizado con nuestras finanzas y luego de eso podemos avanzar a la fase ahorrador en donde nos enseña que debemos ahorrar lo necesario para nuestro futuro para poder transformando esta práctica en un hábito, sin dejar los hábitos de la primera fase que nos permitieron llegar en donde estamos, realizando un plan que nos permita alcanzar los objetivos para el momento en que decidamos suspender nuestras actividades productivas.

¿Cuál es el mejor de los hábitos?

El primero hábito que es necesario es huir de las compras compulsivas, es necesario porque evitamos gastar nuestros ingresos de manera abrupta sin ningún límite o control, además comprar algo que no necesitamos, sin dedicar un tiempo a evaluar las necesidades que tenemos y si es algo que realmente vamos a necesitar o a utilizar en el momento, puede ser muy contraproducente para la economía doméstica y el ahorro en general. 

Es por eso que debemos tener un autocontrol de nosotros mismos, por lo que las compras compulsivas unas de las razones principales que se produce o genera esta ansiedad es al no encontrarse satisfecho con la vida que se lleva, las personas comúnmente tienden a llenar estos vacíos por falta del autoconocimiento que les da a conocer lo que realmente necesitan pero sin embargo se dejan llevar por ese deseo, muchas veces la compensación a dichos vacíos emocionales desemboca en situaciones extremas como lo son las adicciones, en este caso a las compras.

El segundo hábito fundamental es siempre pensar en crear activos, esto le va a generar a la persona que su dinero siempre esté circulando y generando nuevos ingresos en un tiempo determinado, una vez dominado en su totalidad estos dos hábitos principales e importantes se podrá tener el control en una gran parte de sus finanzas, en lo cual le permitirá emprender en nuevas áreas de las finanzas.

Por eso al mentalizarse en que un activo pueda trabajar para uno mismo generando un ingreso predeterminado es algo que me proyectara en una futura libertad financiera.

¿Qué consejos le puedes dar a las personas para que tomen acción ya?

El mejor consejo es que uno se comprometa consigo mismo, porque sin importar los hábitos o lo que hayas aprendido en el transcurso de la vida, es decir que no solo basta en tener los conocimientos que se haya adquirido sino que puedas poner en práctica poder ejecutar cada uno de los hábitos aprendido, esto implica que se debe tener un control una guía en el cual la persona va a partir y va a saber adónde se quiere llegar. 

Por eso es recomendable ir aprendiendo cada uno de estos hábitos en cada fase en la que uno como persona se vaya desarrollando sin dejar de aplicar lo aprendido en el transcurso de nuestras vidas y esto nos ayudará a que nuestras finanzas como hábito tengan el rumbo correcto que nosotros queremos llevar.

¿Piensas que esta información es importante para un amigo/a? Comparte 🤗

RECIBIR ACCESO GRATIS A LAS MASTERCLASS

¿VAS A VENIR AL
CONGRESO?

Juan Marín Pozo

Mi nombre es Juan Marín Pozo.

Nací en Girona el año 1970, y me considero un emprendedor nato. Algunos dicen además que soy un buen comunicador (gracias).

Después de más de 15 años siendo un empresario tradicional, descubrí el mundo de las finanzas personales y comencé una andadura de aprendizaje formándome junto a economistas, banqueros y escritores.


Hoy evalúo las necesidades de las personas y después trabajo para generar un cambio en ellas.

Mi primer libro “Finanzas para un tonto”, publicado con el grupo editorial Santillana, da una cultura suficiente para tomar decisiones correctas con nuestro dinero y ayuda a personas normales a salir de la crisis y a tener un futuro económico próspero.

También creé “MoneyLand”, allá por el 2014, el primer simulador español de finanzas personales, el cuál ya ha ayudado a muchísimas personas a entender el funcionamiento del dinero, pero de una manera divertida, sin estudiar ni nada por el estilo (ah, y sin arriesgar la pasta….jejeje)
Me considero un “Facilitador Financiero”, pues mi experiencia me ha llevado a ser una persona entrenada para evaluar y generar cambios.

Las personas que acuden a mí tienen el propósito de una mejora en su calidad de vida económica o financiera. Yo les ayudo a hacerlo ya sea a través de un cambio en su conducta, en sus actitudes, en sus pensamientos, sus afectos o, sobre todo, en sus creencias limitantes acerca del dinero.