Cómo desaprender y aprender nuevos hábitos en las finanzas personales
con Ana María Gutiérrez


¡Aprovecha el precio por tiempo limitado durante el Congreso y adquiere tu ENTRADA VITALICIA!

Más de 100 Masterclass incluidas las del Congreso + Audios + 12 Bonus exclusivos

APRENDE SIN LIMITES: Acceso ilimitado a Masterclass de Marketing y Ventas, Finanzas Personales y Empresariales, Salud y Productividad Y Modelos de Negocio.

👉 Entra aquí y conoce la Entrada Vitalicia👈

Antes de conocer cómo desaprender y aprender nuevos hábitos conoceremos qué significa la palabra hábito. 
Se denomina hábito a toda conducta que se repite en el tiempo de modo sistemático.

No es simplemente una conducta, sino que debe identificarse con un grado de regularidad que se confunda con nuestro estilo de vida.

Existen varias condiciones que son la escasez y de abundancia y ambas condiciones se llevan como inercia y participación.

 

La inercia es, por ejemplo, cuando un niño tiene una condición de escasez y le decimos:

-No hay, No se puede-

Entonces el niño no pregunta, no cuestiona, simplemente acepta esa situación en su día a día.

-Otro ejemplo de esta condición, es cuando el niño participa en ella; cuando el niño tiene que trabajar porque él tiene que ser obligatoriamente generador de ingresos en su hogar, así que el pierde esa capacidad o esa oportunidad de desarrollarse como tal.

-Pierde el poder de desenvolverse en el estudio, en juegos en socialización y se ve obligado a trabajar.
-Mantiene una carga emocional muy fuerte y una carga de responsabilidad muy alta porque si no lleva el pan a su casa no va a poder sustentar ni a él ni a su familia. Esa es la condición de escasez.

 

¿Cuándo es una condición de abundancia?

Cuando abren la refrigeradora y hay de todo, cuando decimos que queremos algo y lo tenemos. Cuando sentimos que simplemente tiramos la mano y todo cae del cielo entonces siguiendo el ejemplo de los niños que son los mayores receptores porque se van formando; ellos se van acostumbrando a vivir en esa situación de abundancia, donde tampoco ellos cuestionan absolutamente nada, no preguntan de dónde salen las cosas.

 

Condición Participativa

La que es participativa es cuando los niños empiezan a tomar decisiones de escoger qué ropa les gusta, qué zapatos quieren, etc.… pero con esa actitud de aprender.
Es esa comunicación activa que va a hacer que el niño sepa ya que él puede tomar también decisiones.

 

¿Cómo desprendernos de los malos hábitos?

Antes de desprendernos de los malos hábitos es importante identificar las creencias limitantes que hemos adquirido con el tiempo. La niñez es la etapa más importante y más bonita que hay en el desarrollo de las personas, porque el niño tiene una capacidad de recuperarse única. El niño se cae, llora, y al momento se levanta y a los 5 minutos está riéndose mientras que la siguiente etapa que es un poquito más especial que es la adolescencia.

La adolescencia impacta y nosotros de una forma muy marcada. ese rechazo de un sentimiento que muchas veces lo llevamos a cumplir cosas que no pudimos alcanzar en esa etapa de nuestras vidas, conocido también como sentimiento de frustración.

 

Para tomar en cuenta:

Es por eso que si nosotros llegamos a un punto de conciencia en el cual no nos valoramos y hemos pasado viviendo con esas frustraciones del pasado, lo recomendable es no transmitir esa información a nuestros hijos, sino que hay que crear confianza en ellos para que potencien sus habilidades y tengan confianza en sí mismos, porque nosotros como adultos hemos llegado a hacer cosas que no creíamos, pero somos capaces. Así que hay que realizar este ejercicio para lograr vernos y potenciarlos.

 

¿Qué podemos hacer para desaprender y activar nuevos hábitos?

-Lo primero es empezar a identificar nuestros patrones de comportamiento, entonces debemos hacer una lista de cuáles son esas compras que hacemos para satisfacernos o para mimarnos, por ejemplo, peluches, zapatos, licores, etc.…
Hacer al menos una lista de 10 compras que hacemos para decir yo me lo merezco, pero no es solo hacer la lista, sino empezar a hacer un autoanálisis a la par de la lista de lo que nosotros compramos con frecuencia.
Luego de hacernos ese autoanálisis empezar a ver si nos aporta comprar ese producto y poner también, qué es lo que nos limita.

 

También debemos hacernos preguntas poderosas como por ejemplo:

-Reviso todo el inventario que tengo de productos en mi casa sea de consumo básico, adornos y empezamos a visualizar
-¿Qué es lo que tiene para que lo compremos?
-¿Para qué sirve?
-¿Cómo es?

Empezar a hacer un poquito de análisis cuestionador-positivo y luego evaluarlo. Enseguida se vinculará con el tema financiero al poder identificar el hábito y conocer hábitos de endeudamiento que nos ayudarán a tomar buenas decisiones a lo largo de nuestra vida.

 

¿Cómo hacemos que nuestros hábitos sean productivos?

En el tema financiero como vimos anteriormente es importante identificar estos hábitos, ya que así vamos a poder saber y conocer hábitos de endeudamiento, hábitos de complacencia, hábitos de desperdicio, hábitos de gastos hormiga y sobre todo el hábito más peligroso que hay que es el de no conocer el dinero el valor de dinero a través de tiempo.

Entonces cuando ya sabemos cómo funciona lo que no nos aporta en nuestra vida, conscientemente tenemos que tomar la decisión de empezar a darle la vuelta porque muchas personas dicen que, si no tienen algo, no son nada.
Cuando empezamos a ver las oportunidades, podremos empezar a abrirnos al universo y después a visualizar qué podemos hacer con todo lo que tenemos y que es lo que no nos está ayudando en nuestras finanzas, lo importante es comenzar a ver que somos capaces de hacer muchas cosas.

-El hábito del desperdicio es cuando muchas veces compramos algo en volumen y tenemos que ver que es mejor, si comprar algo continuamente o si es mejor comprarlo semanalmente y ver cual nos ayuda a ahorrar mejor y ver si el nivel de desperdicio es alto o no.

-En el hábito hormiga, a veces la conversión de ese producto nos genera perdida y debemos siempre tener en mente las finanzas y hacer las divisiones correctas para saber si el precio de ese producto a través del tiempo no va ayudar para así no tomar decisiones que nos pueden descapitalizar.

 

En conclusión, es muy importante empezar a analizar todos esos gastos que a veces decimos que son pequeños, pero en realidad representa un gran porcentaje que no nos está ayudando a poder manejar bien nuestras finanzas.

¿Piensas que esta información es importante para un amigo/a? Comparte 🤗

RECIBIR ACCESO GRATIS A LAS MASTERCLASS

¿VAS A VENIR AL
CONGRESO?

Ana María Gutiérrez
Asesora de negocios de PYMES y Finanzas personales.