Asertividad y Autoconfianza: habilidades imprescindibles para el éxito del emprendedor
con Inma Romero


¡Aprovecha el precio por tiempo limitado durante el Congreso y adquiere tu ENTRADA VITALICIA!

Más de 100 Masterclass incluidas las del Congreso + Audios + 12 Bonus exclusivos

APRENDE SIN LIMITES: Acceso ilimitado a Masterclass de Marketing y Ventas, Finanzas Personales y Empresariales, Salud y Productividad Y Modelos de Negocio.

👉 Entra aquí y conoce la Entrada Vitalicia👈

En esta sesión se va a analizar el tema: “Asertividad y Autoconfianza: habilidades imprescindibles para el éxito del emprendedor” en donde se observarán varios puntos de cómo la asertividad es importante en la comunicación y cómo puede ayudarnos a tener éxito.  

¿Cómo puede la asertividad llevarte al éxito?

Para alcanzar tus objetivos con éxitos necesitarás una serie de tips comunes, como por ejemplo: definir claramente tu meta, así como los pasos que tienes que ir dando para alcanzarla; ser consecuente y congruente con aquello que deseas en base a lo que estás haciendo para alcanzarlo; tener compromiso para ir cumpliendo los plazos que te has ido marcando para tu meta; etc.

También necesitarás otros tipos de habilidades como saber escoger tus batallas para no malgastar tus recursos, mantener el control de tus pensamientos y emociones, especialmente durante la negociación, y mantener esa claridad de expresión en tu comunicación sobre aquello que quieres, necesitas y/o deseas para poder obtener de la otra persona aquello que te permitirá avanzar.

Justamente aquí es donde esa habilidad que posees de transmitir aquello que quieres y aquello que necesitas de una forma clara y respetuosa, es decir tu capacidad de ASERTIVIDAD, es donde más útil te va a resultar para alcanzar el éxito.

La asertividad se manifiesta en tener comunicaciones exitosas, es decir, los asertivos no critican, no hieren, no agreden, no se someten a la voluntad de otros. Son capaces de llegar a acuerdos con otras personas.

Cuidan lo que dicen como también cómo lo dicen.

Tienen control sobre sus impulsos de ira, alegría…, no es reprimir emociones sino controlarlas y luego expresarlas de manera adecuada y lo hacen a través de la comunicación verbal, oral o escrita, y del lenguaje gestual.

Cada gesto, mueca, mirada, expresión o postura expresa y comunica mucho. Estudios científicos afirman que una persona se forma la imagen de otra solo en 6 minutos, o sea, esa primera impresión que luego es tan difícil de cambiar. No es el 100% el lenguaje oral el que le entrega este conocimiento, es también el lenguaje corporal que incluso puede dar señales del estado de salud de una persona.

Cuando se emprende un plan de acción, uno se enfrenta a todo tipo de situaciones y personas. Es por ello que tu capacidad para comunicarte con esas personas de forma asertiva beneficiará tus relaciones contractuales. Ya sean las relaciones con tu equipo, con tus clientes, proveedores, entre otros, sin importar con quien interactúas, es importante recordar que la asertividad potencia el entendimiento entre personas.

Es necesario saber analizar y conocer si tu comunicación es habitualmente asertiva. Para ayudarte a tomar consciencia sobre ello, a continuación se van a realizar una serie de preguntas para evaluar qué grado de asertividad tenemos, por ejemplo:

– Cuando necesitas algo: ¿lo pides sin más, lo tomas sin más directamente, o te da vergüenza pedirle a alguien que te haga un favor?
– Si te dicen que no, ¿lo aceptas o lo discutes?
– ¿Intentas convencer a alguien de que haga algo que tú quieres, sin pensar en lo que quiere la otra persona?
– ¿Te cuesta poner límites?

¿Sabes decir que no sin sentirte mal y sin hacer sentir mal a la otra persona?

Hay tres tipos de comunicaciones que son: la pasiva, la agresiva y la asertiva. La comunicación agresiva es un estilo de comunicación que implica el uso de un lenguaje verbal y no verbal combativo y poco amable, gestos exaltados y la manipulación para obtener beneficios personales. Esto quiere decir que la persona tenderá a estar siempre a la ofensiva, sin importarle prestar atención a lo que la otra persona piensa o en sus beneficios sino que solo quiere ser escuchado, simplemente presta atención hacía sus propias expresiones, resultando irrelevante el feedback proporcionado por la otra persona.

La comunicación agresiva consiste en una forma de expresión de la violencia, la cual se manifiesta a través tanto del lenguaje verbal como del lenguaje paraverbal de la persona.

Adoptar este tipo de comunicación suele producir un intercambio de información unidireccional. Este estilo de comunicación suele emplearse para transmitir autoridad, exigencia o superioridad sobre el otro. Es el extremo opuesto de la comunicación pasiva y también se diferencia del estilo asertivo, siendo este último el más recomendado.

La comunicación asertiva crea un espacio de respeto mutuo en donde ambas partes pueden expresar sus necesidades, sus deseos, sus emociones, inquietudes, de forma clara y fluida, para que sean escuchados con respeto. Sin embargo, la comunicación puede enfrentar a menudo dificultades para concretarse, como deficiencias en los interlocutores, ruido ambiental y, muchas veces, poco asertividad comunicándose por parte del emisor, es decir, poca capacidad para propiciar un acto comunicativo óptimo.

Te indico una estructura básica para una conversación asertiva para que la puedas ir practicando. Lo primero que tienes que hacer es describir la realidad objetiva, los hechos observables de la cuestión que quieras tratar.

No vas a decir lo que crees o lo que tú opinas sino que vas a hacer una pequeña introducción neutral sobre aquello que quieres hablar.

Es fundamental tener claro que el objetivo de esta comunicación es llegar al entendimiento de ambas partes, el no buscar culpables, ni criticar, simplemente es llegar a un acuerdo y salir todos beneficiados. A la hora de terminar la conversación haces partícipe a la otra persona por el simple hecho de haberte escuchado, dedicado su tiempo, ya que al final del proceso la persona entenderá la petición y así podrán tener satisfacción cada uno de ellos.

Uno de los tips que son necesarios aplicar sería la comunicación paraverbal, que es aquella intermedia entre la verbal y la no verbal, es decir, abarca los elementos que acompañan a la formulación del mensaje y que forman parte del hecho comunicativo. Resumiendo: el cómo se dice lo que se dice. El tono de voz, la articulación, el ritmo, son ejemplos de ello. Igualmente nos va ayudar a poder comunicarnos de manera más directa la comunicación no verbal, que tiene que ver con los aspectos que rodean al lenguaje durante el acto comunicativo, que inciden en él pero no tienen que ver con sus procesos lingüísticos, pero al mismo tiempo nos ayuda a ir entendiendo qué es lo que la otra persona quiere comunicar, llegando a poder interpretar sus deseos y lo que quiere transmitir. La postura corporal, por ejemplo, o el lugar elegido para tener una conversación.

Una de las cualidades importantes para ser asertivo sería tener una autoestima estable, es decir, que la valoración de ti mismo no dependa de lo que piense la otra persona. Y esto es sencillo de explicar porque ¿cómo una persona se va a sentir cómoda, segura de sí misma, si al momento de comunicarse su autoestima depende de cómo la otra persona piense de ti? Y esto es un grave error porque le estás cediendo el control sobre tus emociones, es así que la otra parte siempre va a saber cómo manipularte o aprovecharse de ti.

Otra cualidad es la seguridad en ti mismo, porque una persona con buena autoconfianza no le teme al rechazo, ni al decir que no al momento de decir alguna respuesta, porque sabe que cuando responde que no, se refiere a la petición que le hace a la persona no a la persona en sí, entonces se libra de esas emociones del qué dirán quitándose ese peso de encima.

Como último punto pero no menos importante es la escucha activa. En la comunicación asertiva es importante que la otra persona se sienta también escuchada porque se basa en el diálogo. La asertividad ayuda en el entendimiento de las personas, por lo tanto hay que hacerle preguntas al interlocutor de lo que piensa, lo que quiere y lo que siente, pero para también cambiar conceptos, cambiar opiniones y así ir llegando a conocer a la persona, teniendo en cuenta que comunicarse asertivamente es dar a entender clara y concretamente un punto de vista y lo que se quiere lograr.

Se trata de poner en práctica la empatía, la habilidad de conectar con las necesidades propias y las de los demás, para encontrar puntos de colaboración. Además, es importante que exista tolerancia y respeto hacia el resto, no dejándose llevar por las emociones o tratar de complacer a la otra persona, sino es pensar siempre en ti y en los demás generando un acuerdo en el que ambas partes obtengan lo que buscan.

¿Piensas que esta información es importante para un amigo/a? Comparte 🤗

RECIBIR ACCESO GRATIS A LAS MASTERCLASS

¿VAS A VENIR AL
CONGRESO?

Inma Romero

Soy Inma Romero y te ayudo a realizar los cambios que necesitas en este momento para reconciliar todas las piezas del puzzle de tu vida.

Ya sea que estés emprendiendo desde cero, reinventándote como autónoma, o simplemente sientas que en tu vida falta un poco de paz interior… El mindfulcoaching te aportará la claridad, la serenidad y el enfoque que necesitas para llevar tu proyecto personal o profesional al siguiente nivel.

Estoy certificada como Coach personal y profesional por ASESCO (Asociación Española de Coaching) y titulada en Mindfulness y Psicología holística. Me he especializado en manejo del estrés, lo que conlleva también saber organizar tu agenda y priorizar tus tareas, defender tus límites de forma asertiva y saber mantener la serenidad y la claridad mental en cada toma de decisiones.

Me apasiona ayudar a otras personas a transformar sus vidas. Mi método personalizado MCP no sólo te permitirá centrarte en el presente para gestionar mejor tu tiempo, tus recursos y tus emociones, sino que también te ayudará a visualizar claramente tu propósito y hacer crecer tu proyecto, aliviando tu estrés y eliminando los miedos que te puedan limitar en el camino.

👉 El cambio se produce a base de pequeños pasos 

Por eso te puedo hablar desde la propia experiencia cuando te digo que el estrés es un enemigo invisible que no debes subestimar. Que las habilidades de escucha activa, empatía, asertividad, autoconfianza, etc. no nacieron conmigo, las desarrollé a lo largo de años de experiencia y autodescubrimiento.